image
Sed ut perspiciatis unde omnis iste natus error sit voluptatem accusantium doloremque. Perspiciatis unde omnis iste natus error sit voluptatem accusa.
Search
 

BAMBÚ

BAMBÚ

El Bambú es uno de los dos ingredientes principales de la línea corporal suavizante de I Coloniali. El bambú tiene muchas propiedades cosméticas, hace que la piel sea más elástica y luminosa siendo apropiado también para la piel más sensible.

Símbolo de longevidad, fuerza y flexibilidad, el bambú también es una exclusiva opción en la producción de productos de belleza sostenibles. El polvo de bambú preparado a partir de sus hojas, es rico en minerales. En particular, las lamelas de silicato tienen un gran potencial exfoliante y ayudan a la piel a absorber los minerales esenciales, revitalizarla y hacerla más luminosa

ÍNDICE:

Bambù: propiedad cosmética y medicinal

El Bambú es una planta leñosa, perenne, nativa de la región indo-birmana y muy extendida en los trópicos. Los tallos son fuertes, gruesos, formados por nudos diferentes. Las plantas de bambú pueden crecer hasta 10-20 metros de altura con brotes de 4-10 cm de diámetro. La parte joven de los tallos tiene una longitud de 20-30 cm y es suave y de color marfil.

Corea es uno de los mayores fabricantes de cosméticos a base de bambú, utilizado sobre todo para sales de baño gracias a su poder limpiador. El extracto de bambú es rico en vitaminas y aminoácidos, hidrata y suaviza profundamente la piel, promoviendo la regeneración natural de las células y previniendo el envejecimiento prematuro.

Las sustancias hidratantes en los extractos de bambú contienen anti-irritantes, agentes astringentes, refrescantes y estimulantes que ayudan a reducir las arrugas y rejuvenecer la piel. Los extractos de muchas especies de bambú también poseen propiedades antibacterianas que se explotan en cosméticos para limitar la proliferación de algunas cepas bacterianas que pueden causar problemas de acné o alergias.

Otros estudios han revelado que los extractos del bambú <strong> que muestran actividad inhibidora de la tirosinasa, ayudando por lo tanto, uniformizar el tono de la piel, una característica muy deseada por todos los consumidores de productos cosméticos. Gracias a su bajo peso molecular, los xilooligosacáridos tienen altas tasas de absorción de la piel y ofrecen numerosas propiedas beneficiosas, que incluyen un poder antiinflamatorio y antioxidante.

Los brotes de bambú contienen varias vitaminas: B2 (riboflavina), B3 (niacina) y B6 (piridoxina). También tienen una buena cantidad de minerales: potasio, calcio, magnesio, manganeso, hierro, zinc, cromo, cobre, y fósforo. Los minerales y vitaminas tienen propiedades rejuvenecedoras sobre la piel.

Los brotes de bambú tienen un alto valor nutricional, contienen muchas proteínas, azúcares, minerales, fibras, vitaminas y componentes antioxidantes de gran valor. Son usados como remedios terapéuticos naturales y están presentes en la base de muchos cosméticos.

Los compuestos tales como los flavonoides, glucósidos, ácidos fenólicos, cumarina, lactona, benzoquinonas y antraquinonas, y esteroles sitosterol, son responsables de las propiedades antioxidantes y antibacterianas de los extractos de bambú. Además de los compuestos bioactivos, tales como flavonoides y polifenoles glicolatos, las hojas de bambú contienen una gran cantidad de oligosacáridos activos de bajo peso molecular tales como arabinoxilanos y xilooligosacáridos, considerados como prebióticos.

Las hojas de bambú, así como las otras partes de la planta, se habían utilizado desde la antigüedad en la medicina tradicional ayurvédica tibetana y china para la preparación de varios remedios herbales. Entre ellos, el más famoso se llama Tabasheer, remedio que actúa como un anti-espasmódico y, en combinación con otros extractos de plantas, fue utilizado en el tratamiento de asma, tos y dolor de garganta.

Basado en antiguas prácticas medicinales, la investigación médica y biológica moderna muestra que muchos extractos de bambú también tienen un poder, antiinflamatorio, antimicrobiano y antiobesidad. Todos estos potenciales debido a la composición química y las vitaminas disminuyen el riesgo de enfermedades cardíacas.

Bambù: notas y símbolos históricos

El bambú (bambusa vulgaris) es una de las hierbas más altas que crecen en nuestro planeta, pero debido a su aspecto similar al de un árbol, a menudo se lo denomina “árbol de bambú”. Es una especie utilizada para múltiples propósitos, tanto por su belleza como por su biología e historia. El origen de la planta es chino, pero se encuentra en todo el mundo. Gracias a su longevidad y resistencia, el árbol de bambú ha ganado cada vez más interés por parte de los estudiosos. Muchas civilizaciones antiguas asocian la planta con diferentes símbolos y significados.

Por ejemplo, en China simboliza la honestidad y la integridad, mientras que en la India se usa como símbolo de amistad. La historia del Bambú está entrelazada con las tradiciones de los pueblos indígenas de toda Asia. El árbol tiene más de 1500 usos tradicionales diferentes y distintas aplicaciones industriales, tales como textiles, construcción, alimentos y agricultura, sin olvidar las medicinales y cosméticas.

En las antiguas culturas asiáticas se creía que el hombre había aparecido de una raíz de bambú. La mitología filipina dice que el hombre y la mujer se materializaron a partir de un árbol de bambú dividido en una isla entre el cielo y el océano. En la cultura japonesa, china y vietnamita, estos árboles están vinculados a la manifestación de muchos dioses y diosas durante la dinastía Tang.

Muchos textos de la literatura china ensalzan características de los árboles de bambú como la fortaleza y su rectitud, y se conciben como metáforas que describen a las personas con estas características. Además de su etiqueta relacionada con el estilo, la planta también jugó un papel importante en la historia del budismo, ya que los monjes fueron los primeros en presentarlos como fuente de alimentos. Los templos budistas están rodeados por bosques de bambú, ya que el árbol también se considera una barrera para ahuyentar al mal.

Fuente:  Dossier