Mirra

La mirra es uno de los ingredientes más preciados utilizados por I Coloniali, tanto en la línea facial Age Recover como en los productos corporales del Ritual Regenerador. Su uso en la industria cosmética está principalmente relacionado con sus propiedades nutricionales y regenerativas, sin olvidar su sensualidad y fragancia.

La mirra encuentra sus orígenes en Oriente y era considerada un regalo real reservado a las ceremonias sagradas por su preciosidad durante siglos. Muchos han sido y siguen siendo sus usos tanto en el campo cosmético como en el médico, debido a sus numerosas propiedades terapéuticas, pero sus usos también están presentes en la cocina.

Por sus increíbles propiedades regenerativas, antisépticas, antiespasmódicas y tumorales, la mirra fue uno de los principales elementos utilizados en la fórmula del Theriaca, el remedio por excelencia de la antigua farmacopea, en la que se inspiró I Coloniali.
Los estudios de investigación para validar su uso en la medicina tradicional han revelado que los extractos de mirra son un soporte válido también para el tratamiento de diversas afecciones, como la obesidad y la mala circulación sanguínea, mientras que en China, el primer texto histórico con las propiedades medicinales de la mirra (moyoo), especifica que este súper ingrediente se ha utilizado para tratar la artritis, el reumatismo, los trastornos uterinos, mejorar la circulación, aliviar el dolor menstrual y la hinchazón. En Persia, el rey Asuero emitió un real decreto que ordenaba a las mujeres que usaran este ingrediente regularmente durante sus rituales de belleza, especificando usar solo aceite de mirra durante 6 meses y solo la especia durante los 6 meses restantes, y la mirra fue nombrada «perfume real». El indio Sushruta Samhita, en un antiguo libro de medicina sánscrita que data del siglo VI a. C., menciona el uso de la mirra como medicina herbal para tratar enfermedades como la obesidad, pero también como un antiinflamatorio, antibacteriano y anticoagulante.

En la religión católica, la mirra es uno de los tres regalos que los 3 Reyes Magos regalan al Niño Jesús: en ese momento la mirra estaba considerada igual de preciosa que el oro, y a que en la religión católica simboliza el sacrificio de Jesús en la muerte,ya que la mirra se usaba en la antigüedad en el arte de la momificación.